La Iglesia frenó la usura

A pesar del ambiente anticlerical en el que se encuentran inmersos la mayoría de los países del viejo continente, pocos ciudadanos europeos cuestionan el gran apoyo que ha prestado siempre la Iglesia católica a las clases más desfavorecidas. El prestigio de santos como Teresa de Calcuta se ha acrecentado en los últimos años, y las ONG cristianas gozan de muy buena salud. La reciente crisis económica no ha hecho sino afianzar en el imaginario colectivo europeo la imagen de una Iglesia católica que actúa como refugio de los pobres.

Ahora bien, aunque casi todos los europeos admiten la importante función que ha desempeñado la Iglesia apoyando a los estratos más bajos la sociedad, pocos conocen las implicaciones históricas de este apoyo. Y es que la Iglesia no solo se ha limitado a dar de comer a los hambrientos, o a acoger refugiados. También ha acometido reformas financieras de gran calado en los territorios que ha regentado y ha combatido la usura y los delitos fiscales.

El valioso ensayo de Javier Población titulado La iglesia frenó la usura aborda esta dimensión desconocida de la labor social de la Iglesia con gran dinamismo y profundidad. El interés del libro reside en lo novedoso del tema; por distintas cuestiones apenas se han escrito textos sobre la batalla de la Iglesia contra la usura. Una batalla que abarca más de seis siglos y que, tal como relata el autor, comienza con la creación de los pósitos y de las arcas de misericordia en el siglo XV y continúa con la fundación de los montes de piedad en Italia a finales del mismo siglo. El avance definitivo contra la usura se produce con la creación de las cajas de ahorro.

Toda esta trayectoria histórica se describe en las 170 páginas del ensayo. El autor intercala historias particulares de sacerdotes y hombres de fe que impulsaron instituciones financieras benéficas con la historia general de los montes de piedad y de las cajas de ahorro. El deterioro de estas últimas a manos de los políticos constituye uno de los episodios más interesantes del libro. También destaca la historia personal del padre Piquer, uno de los grandes héroes desconocidos que han mejorado sustancialmente nuestro país.

En definitiva, nos encontramos ante un ensayo novedoso sobre un tema polémico y todavía candente. Javier Población presenta de una forma magistral la historia de las instituciones financieras creadas por la Iglesia. Una historia que nos ayuda a reflexionar no solo sobre el pasado, sino también sobre el futuro.

Fuente: Religión en Libertad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s